sábado, 22 de enero de 2011

MARCHA FIRME

Cruz volvió a hacerse fuerte en una cancha difícil, la peor de todas por el campo de juego, y le ganó a San Cayetano por 2 a 1. El arbitraje estuvo a cargo de Omar Pottás, otra vez de malísima actuación.

Uno puede pensar, a partir del resultado, que fue un partido complicado y que Cruz ganó con lo justo. En este caso fue todo lo contrario.

Los 11 que salieron a la cancha fueron; Mancinelli, Iván Hercigonja, Tomás Hercigonja, Martorell, Mansilla, Aranea, Eduardo Pinilla, Garnica, Martín Pinilla. Zambrano y Rivero,

Cruz del Sur generó incontables chances de gol, tanto en el primer tiempo como en el segundo.

De entrada Rivero hizo lucir al arquero de Sanca, quien después sacó un pelotazo a puro reflejo.

El cruzado no generaba un juego vistoso, pero llegaba al arco rival con mucho peligro.

Por el lado del Sanca la táctica era muy clara, pelotazo al 9, y esperar para salir de contra.

Y fue Sanca, que sin merecerlo, se puso en ventaja. Dudas del arquero Cruzado para cortar el centro, la pelota que pica mal y a cobrar. 1 a 0, y el local se agrandaba.

Cruz no se apichonó, y demostró que la mente la tenía puesta en el arco del frente. Siguió intentando y Eduardo Pinilla fue quien por medio de un cabezazo hizo justicia, y puso las cosas 1 a 1

En el segundo la cosa siguió igual. Un remate en el palo, fue una de las claras. Después la lista de situaciones fue larga y difícil de memorizar.

El segundo gol llegaría a través del Fideo Aguilar, ingresó en el segundo tiempo.

Cruz dominaba, y Sanca pegaba, en todo momento el objetivo fue el Chaqueñito Zambrano, insultado y golpeado hasta el hartazgo, ante la mirada cómplice de Potás que solo atinaba a indicar "siga, siga". 

La peor que recibió Zambrano, fue un patadón del Nº 4 de San Cayetano que solo recibió una amarilla. El pibito demostró personalidad y estar a otro nivel para seguir jugando como si nada hubiese pasado.

Después para seguir con su obra, Pottás no sancionó un claro penal contra el Guarro Pinilla y adicionó 5 minutos al tiempo reglamentario.

Sobre el final, San Cayetano tuvo la chance de empatar, la pelota dió en el travesaño y después en el poste, pero nunca ingresó. Final.

Este último fallo despertó a la "hinchada" de San Cayetano, que empezó a arrojar piedras contra la terna arbitral y los jugadores de Cruz del Sur.